Escapada de fin de semana a Cracovia, Mina de Sal de Wieliczka, sitios de la UNESCO - 3 días

Turismo y recreo

 

¿Por que no pasar un fin de semana en Polonia, uno de los destinos más visitados en Europa en 2018? Proponemos conocer los sitios de la lista de la UNESCO, como el antiguo centro histórico de Cracovia y la Mina de Sal de Wieliczka que se incluye en la lista del Patrimonio Mundial desde 1978.

Día 1 Cracovia

En Cracovia visitaremos el antiguo centro histórico con los monumentos más importantes de la ciudad: la Plaza del Mercado, la Lonja de los Paños, la Basílica de Santa María, la Puerta de San Florián, la Barbacana, el Palacio del Obispo, la antigua sede de la Universidad Jaguelónica fundada en el s. XIV, la iglesia franciscana, la iglesia de Santa Ana y otros lugares de interés.

En la Colina de Wawel veremos el Castillo Real y la Catedral que goza del mayor número de monumentos históricos y culturales de Polonia. Su cripta alberga sepulcros reales y tumbas de los héroes nacionales de Polonia. El Castillo Real durante muchos siglos fue la sede de los reyes. Hoy es uno de los museos más visitados del país.

Día 2 Cracovia: Kazimierz, el barrio judío

El barrio de Kazimierz, conocido por haber sido centro de la comunidad hébrea, actualmente es un distrito de Cracovia y una de las atracciones turísticas más importantes. De su historia judía el barrio conserva la Sinagoga de Remuh, única en activo, junto al Cementerio de Remuh. Veremos también otras sinagogas: la Antigua, la Sinagoga de Isaac, la Sinagoga de Kupah y la Sinagoga de Tempel. Actualmente todas ellas son museos.

Día 3 Wieliczka y Łagiewniki

La Mina de Sal de Wieliczka contiene 2,000 cámaras esculpidas en la roca de sal, muchas de ellas bellamente adornadas con esculturas y piezas decorativas. Entre ellas destaca la capilla de Santa Kinga. La ruta turística es de 3,5 km y el tiempo de la visita es de 3 horas. La Mina se encuentra en la primera decena de monumentos incluidos en la Lista del Patrimonio Mundial de la Humanidad de la UNESCO.

A continuación visitaremos el Centro de Juan Pablo II “No tengáis miedo”, fundado en homenaje al papa polaco, ricamente decorado con mosaicos diseñados por el padre Marko Rupnik y ubicado junto al Santuario de la Divina Misericordia.